Cómo ser efectivos en el trabajo (Versión para imprimir)

Versión para imprimir

Versión para imprimir del artículo Cómo ser efectivos en el trabajo. No incluye formatos especiales ni imágenes.
Cómo ser efectivos en el trabajo
Presiona sobre el botón IMPRIMIR para imprimir el texto que se encuentra entre las lineas de puntos
http://oficinaybienestar.com
Cómo ser efectivos en el trabajo
Ser efectivos es una cualidad de todos, y una cuestión de hábitos. Hay 7 que debes desarrollar para lograr mayor efectividad en tu trabajo.

¿Qué es una persona efectiva?

Una persona efectiva es quien llega mejor y más velozmente a sus objetivos. Si bien ser efectivo en el trabajo es una capacidad que todos tenemos y compartimos, algunos demuestran lo que puede ser explicado como “mayor efectividad”: llegan más rápido y adecuadamente a sus objetivos, utilizan menos recursos al hacerlo, buscan soluciones alternativas y creativas para sortear los problemas ni bien aparecen, evitando que se manifiesten como obstáculos en la concreción de sus labores.

 

La efectividad es una capacidad de todos, pero ha de ser convocada y fomentada por cada uno. Cuando estás plenamente motivado para ejecutar una tarea (la que fuera, así sea cargar 6 valijas en el baúl de un auto compacto para irte de vacaciones) verás que eres más efectivo, más asertivo y pro-activo. La motivación es uno de los motores principales de la efectividad, pues si no tienes el deseo de alcanzar el objetivo, si no te impones metas a ti mismo, probablemente esto se reflejará en tu labor.

 

Los siete hábitos de la efectividad

Según el autor Stephen Covey, hay siete hábitos que se reflejan en la efectividad de un trabajador. Éstos pueden ser creados, practicados y fomentados, ya sea por parte de capacitaciones e incentivos desde la empresa, o bien por decisión propia de cada trabajador.

 

Hábito N° 1: Ser proactivo

Este hábito se refiere a nuestra propia visión. Ser proactivo es tomar la iniciativa, buscar la motivación por ti mismo, poner lo mejor de ti sin dejarte vencer. En base a tus valores buscas la toma de las decisiones que mejor se adecuen al objetivo, y no a meros deseos o tendencias filosóficas. Y ser efectivo, como vimos, se relaciona profundamente a la consecución de objetivos.

 

Hábito N° 2: Tener la meta en mente

La meta, el objetivo final, debe ser tenido siempre en mente para no desviarse en el camino. Ser tu propio jefe en las tareas pequeñas es la manera de lograrlo: debes vencer la tentación de dejarlas a medio realizar, dejarte desviar por distracciones y de tomar nuevas labores en el camino. Teniendo la meta en mente podrás actuar más efectivamente hacia su consecución.

 

Hábito N° 3: establece prioridades

Cuando una meta tenga diversos niveles o tareas, prioriza tus acciones. Cumple primero los sub-objetivos prioritarios, esenciales para dar los siguientes pasos. En caso de dos metas diferentes, procura cumplir primero con la más importante e inmediata. Priorizar ordena tus acciones y te acerca a la concreción del objetivo en menos tiempo y en mejores condiciones.

 

Hábito N° 4: Piénsate como ganador

Si te dejas abatir por frases mentales como “no lograré llegar a tiempo”, es probable que no lo hagas. Para ser efectivo debes pensarte como ganador: debes creer que puedes lograrlo, sortear obstáculos. Así, tu marco mental será positivo y no te impondrás límites hacia la efectividad.

 

Hábito N° 5: Comprender, pensar, escuchar

La comunicación es la base misma de la sociedad. Escuchar a los demás sin actitudes soberbias ni conceptos pre-impuestos puede enseñarte mejores maneras de hacer las actividades. Comprender también te acerca a conocer mejor la meta en búsqueda. Al trabajar, procura conocer los detalles, entender las motivaciones, y escuchar con atención a quienes te rodean, especialmente en el ámbito laboral.

 

Hábito N° 6: La sinergia

Cuando dos partes usan sus mejores cualidades para alcanzar el objetivo, se crea un estado de sinergia. Es la combinación de capacidades, por tu parte y por la de los demás, todos tendientes hacia la consecución del objetivo. De igual modo, la sinergia puede describir la combinación y fusión de todos estos hábitos dentro de tu propio ser, en pro de alcanzar la efectividad sin contratiempos.

 

Hábito N° 7: Mantenimiento 

Un paso extra hacia la efectividad es cuidar de ti mismo. Mantén tu mente despejada, libre de estrés y tensiones, para pensar con mayor claridad. Esto incluye mantener tu cuerpo en buen estado de salud mediante la dieta y los ejercicios, mantener saludables compañías y relaciones sentimentales, además de un ambiente laboral de calma y respeto.

Texto extraido de: http://oficinaybienestar.com
Enlace: http://oficinaybienestar.com/decoracion/n/3970/como-ser-efectivos-en-el-trabajo.html
Cómo ser efectivos en el trabajo
Presiona sobre el botón IMPRIMIR para imprimir el texto que se encuentra entre las lineas de puntos
Inicio de Oficina y Bienestar