Ventajas y contras del trabajo independiente (Versión para imprimir)

Versión para imprimir

Versión para imprimir del artículo Ventajas y contras del trabajo independiente. No incluye formatos especiales ni imágenes.
Ventajas y contras del trabajo independiente
Presiona sobre el botón IMPRIMIR para imprimir el texto que se encuentra entre las lineas de puntos
http://oficinaybienestar.com
Ventajas y contras del trabajo independiente
En esta nota veremos algunas verdades y mitos del trabajo independiente, para que tengas en cuenta a la hora de decidir si sigues en tu empleo asalariado o buscas convertirte en tu propio jefe.

Pros y contras del trabajo independiente

Quienes tienen un trabajo asalariado muy probablemente sueñan con ser sus propios jefes. Consideran al autoempleo como el beneficio laboral más grande: ser dueños de su propio tiempo, responderse sólo a sí mismos. Y esto es verdad, aunque también hay algunos detalles que nadie menciona, pero que los trabajadores independientes saben a la perfección.


Los beneficios del trabajo independiente

Ser independiente rinde tributo a esa palabra: lo eres en todo aspecto. Tus horarios son determinados sólo por ti, al igual que tus días laborables y hasta los clientes, cuentas y actividades que realices. Nadie te impondrá tareas aburridas o trabajos que no te permitan crecimiento o aprendizaje.

 

Ya que no hay jefes, puedes tomar los clientes y trabajos que prefieras. Si una tarea no te agrada, no la tomas y ya. Así, tus actividades son sólo las que te dan placer, las que te entretienen, y las que te permiten aprender.

 

Así como el horario lo impones tú, también determinarás al propio gusto tus días de descanso. Una semana cada seis meses es algo insuficiente: siendo tu propio jefe puedes tomar un mes de vacaciones, si así lo prefieres, sin que nadie te diga cuándo debes volver a trabajar. También eres el responsable del dinero: no hay que repartirlo, todo lo que ganes será tuyo.

 

La parte negativa del trabajo independiente

Todo eso suena maravilloso, pero siempre hay dos caras en la misma moneda. Cada beneficio del trabajo independiente conlleva otro punto de vista, uno menos optimista: es la realidad del autoempleo.

 

Por ejemplo, tú pones las horas y días de trabajo, eso es cierto. Pero debes mantener mucho el control, pues a menudo los autoempleados se encuentran trabajando los fines de semana o bien entrada la madrugada, pues ya que trabajan por su cuenta, seguramente no tienen personal para delegar tales tareas.

 

También está el asunto del dinero: todo lo que ganas es tuyo, seguro, pero también son tuyos los gastos. El dinero que ganas debe cubrir también el aporte jubilatorio, la obra social o seguro médico, y algunos costos más que ni siquiera notas cuando eres asalariado, pues la empresa se hace cargo de ellos. Además, cuanto más trabajes, más dinero ganas: una razón más para terminar trabajando los fines de semana.

 

Es verdad que no hay jefes y, si así lo decides, tampoco hay empleados ni socios o colegas. Esto suena maravilloso, pero conlleva también una verdad aterradora para muchos: eres el único responsable. Todos los errores recaen en ti, al igual que los aciertos. Si no hay más personal, tampoco hay posibilidad de delegar, y contratar a un empleado siendo independiente puede ser en verdad costoso.

 

Como ves, no todo es color de rosas sobre ser tu propio jefe. Sin embargo, muchos eligen estas duras verdades por sobre las del trabajo asalariado. Después de todo, es una cuestión de preferencias. 

 

¿Y tú? ¿Prefieres ser asalariado o independiente?

Texto extraido de: http://oficinaybienestar.com
Enlace: http://oficinaybienestar.com/n/4234/ventajas-y-contras-del-trabajo-independiente.html
Ventajas y contras del trabajo independiente
Presiona sobre el botón IMPRIMIR para imprimir el texto que se encuentra entre las lineas de puntos
Inicio de Oficina y Bienestar