¿De qué color debo pintar mi oficina?

¿De qué color debo pintar mi oficina?

Consejos para elegir el color más conveniente para una oficina

¿De qué color debo pintar mi oficina?

Autor: Carla Paola Reyes
Consejos para elegir el color más conveniente para una oficina
Los colores generan estados de ánimo distintos, y es importante tenerlos en cuenta para crear un ambiente de trabajo óptimo.

El color ideal para una oficina

Los colores nos rodean en todo momento, en nuestro hogar, transporte, restaurantes y hasta en nuestra oficina. Cada color tiene la capacidad de generar distintas emociones en nosotros y predisponernos a un estado de ánimo.

Es muy útil atender a la teoría del color para encontrar los tonos adecuados que generan un estado de armonía y productividad en nuestra oficina.

 

La existencia de colores corporativos de la empresa no justifica su utilización en los lugares del trabajo. Estos colores provienen de logotipos y folletería que busca ganar la atención de los posibles clientes, por lo cual suelen ser brillantes y poco recomendables para un ambiente armónico.

 

Efectos de los colores en un ambiente de trabajo

Los colores más utilizados en las oficinas son el gris y el blanco por su conveniencia. Estos colores no resultan perturbadores para los trabajadores, pero tampoco estimulan su creatividad.

Aquí hay algunos ejemplos de los colores favorecedores para un entorno de trabajo:

 

Colores pastel: Los colores apastelados en tonos cálidos, como amarillo y salmón, favorecen un ambiente más humano y menos frío.

 

Marrón y beige: Los tonos terrosos tienen efectos relajantes en el ser humano, por lo cual pueden usarse en sitios en los que se busca contrarrestar el estrés.

 

Naranja: Este color favorece la interacción con los demás y la comunicación de manera informal. Los tonos durazno y terracota son recomendables para los trabajos en los que se requiere comunicar, escuchar, negociar y conciliar.

 

Amarillo: Es un color que estimula la actividad del cerebro y favorece la comunicación. Es recomendable para lugares en los que los trabajadores busquen incrementar su energía.

 

Azul: Es un color especialmente indicado para oficinas y lugares estresantes como salas de espera médicas, en donde se busca calmar el estado de ánimo de los ocupantes. También es apropiado para las personas que buscan creatividad y trabajan individualmente, como los escritores.

 

Verde: Favorece la creatividad, la concentración y la relajación, principalmente en un trabajo individual. Este color es especialmente útil para agencias de publicidad, y para zonas en las que trabajen diseñadores o músicos.

 

Blanco: Ayuda a la objetividad y al trabajo intelectual. Además, crea un ambiente de orden, calma y control.

Si te gustó este artículo, ayúdanos a crecer y Compártelo por las Redes Sociales ahora!
Qué opinas sobre el contenido de este artículo?
Otros artículos de interés
Estos textos son los más destacados dentro de las principales temáticas relacionadas a ¿De qué color debo pintar mi oficina?
Aprender a ser una mujer emprendedora
Empezar a trabajar en tu propia empresa requiere de mucho esfuerzo, confianza, y de tener una buena idea para comenzar. Todos los aspectos para ser una mujer emprendedora.
Los colores para una oficina según el Feng Shui
El Feng Shui nos aconseja la mejor manera de decorar un ambiente con el fin de armonizar las energías del lugar. Para una oficina, este arte milenario nos da algunas reglas sobre los colores.
Más información sobre...
Estos son las temáticas relacionadas con ¿De qué color debo pintar mi oficina?. En estos enlaces encontrarás más información relacionada.
Indice(306 artículos)
Buscador
¿De qué color debo pintar mi oficina?
Imagen ilustrativa del artículo ¿De qué color debo pintar mi oficina?
Es útil encontrar los tonos adecuados que generan un estado de armonía y productividad en nuestra oficina.
Versión para imprimir
Versión de ¿De qué color debo pintar mi oficina? sin imagenes o enlaces para una mejor impresión.
Otras secciones
Dentro de Oficina y Bienestar
  Inicio de Oficina y Bienestar