Cómo actuar frente a un jefe quieto y conservador

Cómo actuar frente a un jefe quieto y conservador

Tips para presentar un proyecto y triunfara pesar de un jefe conservador

Cómo actuar frente a un jefe quieto y conservador

Autor: Euge
Tips para presentar un proyecto y triunfara pesar de un jefe conservador
Hay todo tipo de jefes complicados, y uno de ellos es el conservador, que no se juega por nada y prefiere ir a paso lento. ¿Cómo actuar ante ellos?

Cómo actuar frente a un jefe conservador

Un tema que muchos conocen y no tantos hablan al respecto: el jefe complicado. Puede ser de esos que obstaculizan tu ascenso y tu carrera profesional, poniendo obstáculos en tu recorrido y adjudicándose tus logros, o también aquellos jefes quietos y calmos, no arriesgados, que prefieren llevar a la organización por un camino lento y seguro… evitando que tú te arriesgues y consigas el éxito.

 

Pero triunfar puede ser posible incluso pese a esta situación. No es necesario que te desvincules de la organización: simplemente debes ser astuto y actuar al respecto. Verás que la escalera al éxito también se puede montar en oficinas con jefes particulares.

 

Cómo avanzar frente a un jefe quedado

Con jefes conservadores, los empleados y trabajadores suelen transformarse en sutiles partes de la organización. Para evitar conflictos y enfrentamientos, evitan hacer mociones, presentar ideas y proyectos, y se limitan a cumplir con sus obligaciones imprescindibles.

 

Lo primero es aprender a hablar con el jefe. Recuerda las reglas básicas de la comunicación efectiva: respeta sus tiempos y usa el lenguaje que más le seduzca, presentando ideas siempre de manera positiva y procurando dejar tu marca en ello, pero sin denotar tu astucia por sobre la de él. 

 

Presentando un proyecto

Planifica siempre tu estrategia. Nunca actúes apresuradamente cuando se trata de un jefe quieto: debes anticiparte a sus respuestas, para tener preparados nuevos caminos. Tampoco procures pasar por sobre tu jefe, acudiendo a sus superiores: debes incitarlo a que te acompañe en la presentación, para ser percibido como el innovador o el creador del proyecto y alcanzar así el primer paso en tu camino al éxito.

 

Nunca está de más buscar aliados. Puedes comentar tus proyectos con personas de confianza de la oficina o en el comité directivo, que apoyen y secunden tus mociones si están de acuerdo con ellas. Recuerda: es la unión lo que hace la fuerza. Con jefes quietos en particular, si todo el plantel apoya un proyecto, será más fácil que lo considere para ponerlo en práctica.

 

No dejes cabos sueltos en tu proyecto. Analiza cada detalle y busca los posibles errores y debilidades. Ten en mente soluciones alternativas y “el peor escenario” en tu presentación. Así, conociendo todo lo que pueda ser una debilidad, tendrás también en mente una manera de solucionarlo o de anticiparte a las negativas por parte de los jefes más timoratos.

 

Al presentar tus ideas y proyectos, hazlo con claridad, siempre en tono positivo, con palabras sencillas de seguir. Elige ciertas palabras clave y aplícalas a tu discurso: “éxito”, “ingresos”, “beneficios” u otras, repetidas una cierta cantidad de veces aunque no de manera obvia, mejorarán la percepción de tu proyecto. También recuerda incluir a tu propio jefe en el diálogo: menciónalo, aplica el discurso a sus intereses, usa ejemplos de casos reales que él conozca. Así podrá vincularse con la idea, subiendo a bordo de tu nave hacia el éxito.

 

Finalmente, recuerda que el “dueño” del proyecto eres tú. Debe denotarse tu responsabilidad por la idea: nunca cuentes absolutamente todos los detalles, y procura armar tu proyecto de un modo que se necesite de ti para comprenderlo y aplicarlo. Así, podrás tomar el crédito de tu propia labor sin contratiempos, pese a jefes complicados y quietos por igual.

Si te gustó este artículo, ayúdanos a crecer y Compártelo por las Redes Sociales ahora!
Qué opinas sobre el contenido de este artículo?
Otros artículos de interés
Estos textos son los más destacados dentro de las principales temáticas relacionadas a Cómo actuar frente a un jefe quieto y conservador
Cómo evitar los conflictos con el jefe
Los conflictos con los jefes, en muchos casos, parecen ser normales. Tensiones, angustias, temores e imposiciones parecen ser las causas subyacentes, pero son conflictos solucionables, y también evitables.
¿Qué vestir en una entrevista de trabajo?
La buena presencia es muy importante en todo momento, y principalmente en una entrevista de trabajo. ¿Cómo debemos vestirnos?.
¿Cómo crear trabajadores leales?
Las buenas condiciones laborales son fundamentales para lograr que los empleados se pongan la camiseta de la empresa. Veamos cómo obtener su lealtad.
Más información sobre...
Estos son las temáticas relacionadas con Cómo actuar frente a un jefe quieto y conservador. En estos enlaces encontrarás más información relacionada.
Indice(519 artículos)
Buscador
Cómo actuar frente a un jefe quieto y conservador
Imagen ilustrativa del artículo Cómo actuar frente a un jefe quieto y conservador
Hay jefes quietos y calmos, que prefieren llevar a la organización por un camino lento y seguro
Versión para imprimir
Versión de Cómo actuar frente a un jefe quieto y conservador sin imagenes o enlaces para una mejor impresión.
Otras secciones
Dentro de Oficina y Bienestar
  Inicio de Oficina y Bienestar