Cómo venderle a clientes difíciles: 2 casos comunes

Aprende a lidiar con clientes difíciles y concretar una venta
Los clientes difíciles son aquellos que pretenden obtener descuentos a toda costa, o buscar excusas a todo antes de comprar. Aprende algunos tips para lidiar con ellos.

Cómo lidiar con clientes difíciles para logar una venta

Hay clientes que saben lo que buscan, confían en el experto, y realizan transacciones beneficiosas para ambas partes. Por otro lado, tenemos a la contracara de esta situación: el cliente difícil, que en lugar de buscar la solución a sus necesidades, se la pasa obstaculizando las tareas y buscando el “pero” en toda frase.

A pesar de que cada cliente es diferente, podemos catalogarlos a grandes rasgos como los fáciles, los neutros, y los difíciles. Estos últimos suelen ser pesimistas, indecisos, buscan la contra a todo lo posible, y hasta suelen poner todo tipo de excusas con el fin –pareciera- de evitar encontrar lo que buscan. Son eternos buscadores de descuentos, tratos especiales, y no se conforman ni siquiera con la mejor promoción que tengas para ofrecer.

Veamos los dos casos más habituales en el mundo del comercio, y cómo actuar en tales situaciones.

Caso N°1: Los contactos y conocidos

Muchas personas creen que, por conocer uno o dos nombres en el rubro, tienen derecho a obtener enormes descuentos y tratos especiales. Seguro que si estamos atendiendo al hermano del dueño de la empresa le haremos un servicio especial o le daremos una mejor promoción, pero debes prestar atención a los referidos y nombres mencionados.

Algunos clientes difíciles se adjudican relaciones personales con nombres destacados del rubro o de la empresa. Saben que el jefe se apellida González, por lo que intentan obtener descuentos o beneficios con frases como “González seguramente me lo dejaría al 50%”. Una manera de lidiar con ello es consultando el nombre de pila del tal González, en una frase como “Disculpe, ¿se refiere a Juan González o a Pedro González?”… sin hacerle saber al cliente que el jefe se llama Hugo González…

Quizás el cliente difícil diga ser amigo de Hugo González, en este caso. Una manera de verificarlo es ponerlo sutilmente a prueba, en una frase como “Entonces seguramente le gustaría saludarlo, permítame que lo llame”. El cliente difícil que mienta se pondrá nervioso y te dirá algo como “no lo molestes” u otra cosa. Y así sabremos que no hay relación de por medio. Si el cliente acepta gustoso al encuentro notaremos que sí es amigo, con lo que podremos poner la excusa de “El Sr. González está ocupado en este momento” (luego de pretender llamarlo, claro), y ofrecer así una atención especial, si la empresa así lo permitiera.

Caso N°2: La competencia y la puesta a prueba

El mundo de la oferta y la demanda está plagado de unas y de las otras. Cualquier empresa, de cualquier rubro, tendrá competencia en la ciudad, sea de mayor o menor grado. Los vendedores lo saben, y los clientes también. Son los clientes difíciles los que intentan jugar con ello, solicitando menores precios en la compra al grito de “puedo conseguirlo más barato en tal tienda”.

Si tu oferta es buena, y el precio establecido no puede bajarse más de lo mencionado, entonces debes saber cuándo frenar al cliente, así signifique que pierdas esa venta. Si el cliente realmente puede comprarlo más barato en la tienda de la competencia, entonces se amable y respetuoso, y dile “Sea bienvenido de comprarlo en el otro sitio, pues no puedo ofrecerle un precio más bajo del que le he mencionado”.

Si quieres, puedes luego agregar el beneficio de comprarte a ti y no a un vendedor de otro sitio, como garantías, servicio de entrega o el beneficio que fuera. Pero no hay más lucha posible con el cliente difícil que busca el número antes que la calidad.
Si te gustó este artículo, ayúdanos a crecer y Compártelo en tus Redes Sociales ahora!
Qué opinas sobre el contenido de este artículo?
Otros artículos de interés
Estos textos son los más destacados dentro de las principales temáticas relacionadas a Cómo venderle a clientes difíciles: 2 casos comunes
Seis motivos que llevan a la renuncia
La renuncia a un puesto de trabajo puede deberse a varias razones, pero las más comunes (y justificables) son las que te enumeramos en esta nota.
El liderazgo de las mujeres en el trabajo
Las mujeres salieron del hogar para ofrecer sus habilidades y conocimientos en el mundo laboral. Y las que alcanzan cargos elevados imponen una nueva forma de liderar.
10 errores que debes evitar en las entrevistas
El éxito en una entrevista laboral depende de muchos aspectos, y un simple error tonto puede tirar a la borda todo nuestro potencial.
Más información sobre...
Estos son las temáticas relacionadas con Cómo venderle a clientes difíciles: 2 casos comunes. En estos enlaces encontrarás más información relacionada.
Indice(519 artículos)
Buscador
Cómo venderle a clientes difíciles: 2 casos comunes
Imagen ilustrativa del artículo Cómo venderle a clientes difíciles: 2 casos comunes
A pesar de que cada cliente es diferente, podemos catalogarlos a grandes rasgos como los fáciles, los neutros, y los difíciles
Versión para imprimir
Versión de Cómo venderle a clientes difíciles: 2 casos comunes sin imagenes o enlaces para una mejor impresión.
Otras secciones
Dentro de Oficina y Bienestar
  Inicio de Oficina y Bienestar