Lo que se pierde al ser tu propio jefe

Aspectos negativos de ser tu propio jefe
No todo es color de rosas siendo jefe. Analiza estos aspectos negativos para tener un mayor panorama.

Lo malo de ser tu propio jefe

Quienes trabajan en una oficina y atienden a las demandas de un jefe exigente, sueñan despiertos con ser sus propios jefes. Manejar los horarios propios, recibir la mayor parte de las ganancias, ser el tomador de decisiones seguro que suena como el sueño dorado de todo empleado. Pero no todo es color de rosas al ser tu propio jefe. Veamos algunos de los detalles que has de tener en cuenta antes de dar el gran paso.

Las decisiones y la responsabilidad

El empleado puede sugerir y formar parte de la toma de decisiones de una corporación, pero si eres el jefe, eres el principal decisor. Esto significa que toda la responsabilidad recae en ti y en tus determinaciones, que designan el camino a seguir. En especial cuando tienes empleados a cargo, debes tener en cuenta el estrés constante que significa ser el tomador de decisiones, actuando siempre a conciencia y nunca impulsivamente.

El dinero

Este es un tema de rigor. Ser el propio jefe supone mayores ingresos, y un aumento en la participación de las ganancias de la empresa. Pero eres también quien más se arriesga, en especial si tienes tu propia empresa: mayor producción significa mayores ganancias, pero una menor producción, un cambio en el mercado o una mala toma de decisiones significará, indefectiblemente, menos ganancias y ningún sueldo fijo en el que puedas confiarte.

Los horarios

Los empleados sueñan con ser sus propios jefes para poder manejar los horarios, de manera flexible y abierta. Pero lo cierto es que, cuando eres el jefe supremo de la empresa y eres el encargado del proyecto, tus horarios se alargan. Las jornadas se hacen eternas, y en los primeros tiempos no logras desprenderte del trabajo: si la línea de producción está funcionando a las 3 AM y hubiera un problema, el jefe debe estar allí, estar siempre listo para atender el teléfono y acudir a donde sea que esté el problema, para activar la mente en busca de una pronta solución.

Los beneficios 

Cuando eres empleado tienes un sueldo fijo, y también ciertos beneficios, de acuerdo a las disposiciones laborales legales de tu país. En general, el empleo cuenta con cierta cobertura médica, aportes jubilatorios, incluso seguros por desempleo y de accidentes de trabajo. Cuando seas tu propio jefe puedes despedirte de estos beneficios “gratuitos”, pues serás tú mismo quien deba abonar por ellos, a precios mucho mayores que los que manejan las corporaciones.

Ya que sabes todas las verdades poco mencionadas sobre ser el propio jefe, es hora de que tomes tu decisión. Hazlo a conciencia, con ánimos y con un proyecto bien diseñado, y elige el momento oportuno para ser tu propio jefe, en tu proyecto personal.
Si te gustó este artículo, ayúdanos a crecer y Compártelo en tus Redes Sociales ahora!
Qué opinas sobre el contenido de este artículo?
Otros artículos de interés
Estos textos son los más destacados dentro de las principales temáticas relacionadas a Lo que se pierde al ser tu propio jefe
Seis motivos que llevan a la renuncia
La renuncia a un puesto de trabajo puede deberse a varias razones, pero las más comunes (y justificables) son las que te enumeramos en esta nota.
El liderazgo de las mujeres en el trabajo
Las mujeres salieron del hogar para ofrecer sus habilidades y conocimientos en el mundo laboral. Y las que alcanzan cargos elevados imponen una nueva forma de liderar.
10 errores que debes evitar en las entrevistas
El éxito en una entrevista laboral depende de muchos aspectos, y un simple error tonto puede tirar a la borda todo nuestro potencial.
Más información sobre...
Estos son las temáticas relacionadas con Lo que se pierde al ser tu propio jefe. En estos enlaces encontrarás más información relacionada.
Indice(519 artículos)
Buscador
Lo que se pierde al ser tu propio jefe
Imagen ilustrativa del artículo Lo que se pierde al ser tu propio jefe
Si vas a tomar la decisión de ser tu propio jefe, hazlo a conciencia, con ánimos y con un proyecto bien diseñado.
Versión para imprimir
Versión de Lo que se pierde al ser tu propio jefe sin imagenes o enlaces para una mejor impresión.
Otras secciones
Dentro de Oficina y Bienestar
  Inicio de Oficina y Bienestar