Lo que afecta la productividad en la oficina

Qué es lo que más afecta nuestra productividad y cómo evitarlo
Interrupciones, la mente en otra cosa, trabajos de urgencia, redes sociales... aspectos que más atentan contra nuestra productividad y que debemos evitar.

Las causas que más afectan tu productividad

Hay días en los que nuestras energías, simplemente, no alcanzan para cumplir nuestras obligaciones. Si has estado enfermo o si no has podido dormir la noche anterior, sabrás bien que en esos momentos no pareciera haber ayuda a nuestra exhausta mente, y lo mejor es terminar la jornada lo antes posible para regresar a casa y dar al cuerpo su merecido descanso.

 

Pero hay días en los que hemos dormido bien, nos hemos alimentado e hidratado correctamente, estamos bien de salud y de ánimos y, sin embargo, nuestra productividad decae. Esos son los momentos en los que debes analizar tus acciones, y contrastarlas con estos factores que veremos a continuación, que son los que más afectan la productividad en las oficinas hoy en día:

 

Una mente dispersa afecta la productividad

Se sabe bien que dejarnos llevar por pensamientos nos impide seguir adelante con nuestro trabajo. Puede ser recordar las vacaciones pasadas, anhelando que vuelva a llegar el tiempo de descanso, o un problema familiar que ocupa nuestro pensamiento. La solución es concentrarnos en el trabajo, e intentar dejar fuera de la oficina todo lo que no corresponda ni se relacione con la tarea inmediatamente delante nuestro.

 

Otro factor muy habitual son las interrupciones. El teléfono celular que suena, los mails de los amigos o de las tiendas que ofrecen grandes descuentos, el compañero que pasa a saludar. Estas interrupciones son fatales para la productividad, pues no sólo frenan la actividad, sino que también hacen que nuestro pensamiento y energías se deriven a otro lugar.

 

Para evitarlas, pide a tus amigos, colegas y familiares que no te llamen en horarios de trabajo, y mantén tu software de mensajería, chat y tu correo electrónico personal cerrados o apagados cuando estés trabajando, así como tu móvil.

 

Internet es una fuente de sabiduría, claro, pero es también una fuente enorme de distracciones. Redes sociales, juegos online, sitios de chat o de entretenimiento y páginas comerciales no pertenecen al ámbito laboral, y debes evitar visitarlas durante tu jornada de trabajo.

 

Nuevos pedidos del jefe

Otro de los factores comunes de la baja de productividad es el cambio de las prioridades o de la orden del día. Puedes estar concentrado y productivo en una tarea y, de pronto, tu jefe entra a la oficina para pedirte un encargo urgente; debes reconfigurar tu concentración hacia allí de inmediato. No te demores, entra en el tema lo antes posible y cumple con lo encomendado, para seguir con tu actividad ni bien termines lo otro, y sin mezclar ambas tareas.

 

Lo importante es, en definitiva, mantener la mente centrada y bien enfocada en la tarea del momento. Procura llevar una agenda detallada, un anotador con ideas y comentarios propios (en especial si tienes que tomar tareas nuevas como en el caso visto anteriormente) y recuerda mantener la mente relajada tomando breves descansos, para evitar la baja de productividad que amenaza con interrumpir tu tranquilidad diaria
Si te gustó este artículo, ayúdanos a crecer y Compártelo en tus Redes Sociales ahora!
Qué opinas sobre el contenido de este artículo?
Buscador
Lo que afecta la productividad en la oficina
Imagen ilustrativa del artículo Lo que afecta la productividad en la oficina
Recuerda mantener la mente relajada tomando breves descansos, para evitar la baja de productividad
Versión para imprimir
Versión de Lo que afecta la productividad en la oficina sin imagenes o enlaces para una mejor impresión.
Otras secciones
Dentro de Oficina y Bienestar
  Inicio de Oficina y Bienestar